Tsintaosaurus el dinosaurio unicornio

El Tsintaosaurus spinorhinus, es un dinosaurio bastante enigmático, ya que entorno a él existen varios debates acerca de su apariencia real. El apodado “dinosaurio unicornio” es un herbívoro del tipo ornitisquio, un hadrosáurido que hizo vida en el cretácico tardío en lo que hoy es el continente asiático. Su nombre de genero, Tsintaosaurus, significa “lagarto de Tsingtao”, que hace referencia al lugar de su descubrimiento, mientras que su nombre de especie, spinorhinus o “nariz de espina”, refiere a una de sus características más conocidas.

El rasgo más distintivo del Tsintaosaurus es la cresta en su cabeza, que le valió el apodo de “dinosaurio unicornio”.

Características

  • Nombre: Tsintaosaurus spinorhinus

  • Dieta: Herbívora

  • Peso: 3.000 kg

  • Altura: 3 – 3.5 metros

  • Largo: 10 metros

Paleontología

El Tsintaosaurus fue descubierto por primera vez en la década de 1950, en la provincia de Shangdon, al este de China. Los primeros fósiles encontrados fueron partes del cráneo y del cuerpo de dos especímenes, así como una multitud de piezas aisladas de otros, lo que evidencia que esta especie vivía en manadas. La característica más llamativa del cráneo era un largo hueso que se desplegaba hacia arriba como un cuerno de unicornio o de narval. Al principio se creía un trozo de hueso que se había roto, pero con estudios adicionales, se reveló que el Tsintaosaurus estaba relacionado con la rama de lambeosaurus de los hadrosaurios, que incluía al Corythosaurus y al Parasaurolophus, y que se caracterizaban por sus extrañas crestas.

Cresta del tsintaosaurus

Desde su descubrimiento, la cresta del tsintaosaurio ha sido el tema de muchos debates. Esta en un principio se creía era perpendicular al cráneo, como si se tratase de un cuerno, dando origen al apodo de dinosaurio unicornio. Este hueso de la cresta es hueco y bifurcado en la punta, actualmente se desconoce de otra especie con una característica similar.

La cresta del dinosaurio unicornioEn el año 1990, los paleontólogos Jack Horner y David Weishampel, sugirieron que no se trataba realmente de una cresta, sino de un hueso de la mandíbula que pudo deformarse en el proceso de fosilización. Sus estudios sugirieron además que, sin la cresta distintiva para diferenciarlo, el tsintaosaurio era en realidad un espécimen de Hadrosaurus tanius. Sin embargo, en 1993 Eric Buffetaut, tras una nueva investigación sobre estos huesos, llegó a la conclusión de que la cresta no estaba distorsionada ni era un resultado de una mala restauración. El tsintaosaurus sí era único.

No fue hasta 2013, cuando se dio a conocer nueva información sobre fósiles de Tsintaosaurio encontrados.  Resultando que, en realidad, faltaban muchas piezas que se habrían unido al hueso original en forma de vara, que era sólo una parte de una estructura más grande y compleja.  En realidad, el Tsintaosaurio habría tenido una cresta más amplia y curva que comenzaba en el hocico y se extendía por todo el perímetro detrás de la cabeza.

Otros dinosaurios que vivieron junto al Tsintaosaurio son el enorme hadrosaurio Shantungosaurus, Sinoceratops y otros ceratopsianos, titanosaurios y el carnívoro Zhuchengtyrannus, una especie estrechamente relacionada con el Tyrannosaurus.